08 agosto 2016

Lo mejor y peor de la primera mitad (y algo más) del año

  No comentarios    
categorias: 
Cuando llega mediados de año lo normal es hacer balance. Aunque aquí lo vamos a hacer un poco después.

En cuanto a libros se refiere en lo que llevamos de año no me puedo quejar. Aunque es cierto que en este último mes he entrado en una racha de insatisfacción total donde no doy con un libro que me "llene", los meses anteriores han sido buenos, con algunas salvedades.

Mientras escribo esta entrada mi contador de Goodreds, a quien agradezco infinitamente su labor pues posiblemente yo me habría olvidado de la mitad, marca un total de 100 libros leídos. Algunos cuentan con reseñas en el blog, otros no. Y ha llegado el momento de mencionar los más relevantes. Ya te habías asustado de que fuera a hablar de todos, ¿cierto?

Algunos conoceréis el reto de PopSugar, que podéis encontrar en este mismo blog, al que agradezco el haberme empujado a leer ciertos libros que de otra forma habría ido postergando de forma indefinida. También le debo mucho a los grupos de Goodreads, especialmente al grupillo de lectura que hemos conseguido formar y con el que me lo paso en grande comentando las lecturas. No diré nombres pero ellas saben perfectamente quienes son (chicas, tenemos que dejar de aumentar la lista de pendientes!!)

Estos han sido mis descubrimientos más destacados:

Azalea roja

No soy mucho del género biográfico, prueba de ello es que llevo meses con la biografía de Steve Jobs y sin perspectiva de acabarla en un futuro cercano. Sin embargo, este libro no se me hizo nada pesado. Su longitud no muy extensa, su ritmo y el hecho de ambientarse en una cultura completamente diferente fueron un buen aliciente para que pasara a ser uno de los pocos libros del género que he conseguido acabar.


Hay libros que no sólo te provocan sentimientos sino que te hacen reflexionar. Con una historia conmovedora con trasfondo en el conflicto de Afganistán y con unos personajes que te llegan este ha sido uno de los grandes libros de lo que llevamos de año.


Este libro me ha supuesto el descubrimiento a un autor que se ha colado entre mis favoritos, a la espera de que se consolide con la siguiente obra que voy a leer, El informe pelícano. Con duras críticas hacia el sistema judicial americano y hacia otros aspectos de su cultura, con un ritmo increíble y con una perspectiva nueva en el género: demostrar la inocencia de alguien en lugar de su culpabilidad. No es una lectura que deje indiferente si eres amante del género. Yo la disfruté doblemente porque todo lo de los abogados y el derecho es lo mío.

El cuervo

Es uno de esos libros que no habría leído sino fuera por el reto de PopSugar. Tengo pendiente leerlo en inglés, si es que me animo ya que leer en inglés arcaico no debe ser ninguna tontería, porque yo lo que es la rima no se la encontré por ningún lado. También es cierto que mi alma de poeta se debió extraviar por el camino porque la poesía no es lo mío.

Contra el viento del norte y Cada siete olas

Con estos libros renuncié a horas de sueño. Más de las que renuncio normalmente. Lo empecé de madrugada y no paré hasta las 6:30. En realidad, decir que paré es un eufemismo para decir que lo terminé. Me encantó la historia. Se ha ido directamente a mi lista de favoritos.


Otro autor que ha supuesto un gran descubrimiento. A la espera de que entre definitivvamente en mi lista de autores favoritos con lo siguiente que tengo pensado leer de él, Terapia ya es un buen referente del género. Hay sorpresas hasta en el último minuto.


El gran artifice de mi reconciliación con las novelas del oeste americano. No pensé que me fuera a gustar tantísimo pero así fue. Lo devoré. Ahora tengo un poco de miedo de que los siguientes no me gusten tanto y todavía no he sido capaz de continuar la serie con la historia de Amy.


Un soplo de aire fresco en un género que me encanta pero que está un poco trillado con las mismas historias repitiéndose una y otra vez.

Saga El corredor del laberinto

Si crees que viendo las películas es suficiente te recomiendo que cambies rápidamente de opinión. Si bien la primera película es más o menos fiel al libro la segunda película lo destroza. ¿Recuerdas a los zombies? Pues olvídate de ellos, en la saga no hay ningún zombie. Sólo diciendo eso ya da una idea del grado de destroce, ¿verdad? Es una saga con un ritmo increíble, yo la devoré en un par de días. Si quieres pasar de alguno pasa de la precuela, se queda muy por debajo del nivel de los demás.

Sé lo que estás pensando y No abras los ojos

La serie del dective Dave Gurney ya va camino a ser una de mis favoritas. Me siento muy a los Sherlock Holmes con estos libros y me encanta Dave porque me siento un poco identificada con su forma de ser tan racional. Es tan increíblemente racional que puede parecer hasta un poco frío.

Mención especial para Un vaquero leal

Este libro me ha permitido conocer a una autora con un brillante futuro por delante. No sólo porque escriba bien sino porque realmente se preocupa por lo que piensan sus lectores, acepta las críticas y se esfuerza en mejorar. Además, su protagonista tan común y corriente que podría ser cualquiera que te cruces por la calle es un buen punto.

Inevitablemente también me he topado con algunas decepciones, entre las que son de destacar:

La chica del tren

El gran fenómeno literario del año pasado... y una gran decepción. Supongo que puedo entender que haya sido tan bien valorado por los que no son aficionados al género pero los que solemos leer más a menudo este tipo de historias lo hemos encontrado un poco flojo. El hecho de que los personajes estén todos chiflados y la protagonista fuera patética tampoco es que ayudara mucho.

Saga After

A día de hoy todavía sigo llorando las horas que invertí en leer esta... cosa. No merece ser llamado de otra forma. Una relación tóxica, una historia con más vueltas que un tiovivo, donde se vuelve al punto de partida una y otra, y otra vez. Una historia que destila machismo en cada página. Una relación que yo no le desearía ni a mi peor enemigo. En definitiva, la gran catástrofe de lo que llevamos de año.


Cómo podréis comprobar este año me ha dado fuerte por el género de suspense. Siempre me ha gustado mucho este género pero es cierto que hacía tiempo que no leía tantos libros del género. También es cierto que normalmente no disponía de tanto tiempo libre y me decantaba por historias más ligeras del género romántico.

0 comentarios:

Publicar un comentario