28 junio 2016

Flores en la tormenta, Laura Kinsale

  • Título: Flores en la tormenta
  • Título original: Flowers from the storm
  • Autora: Laura Kinsale
  • Editorial: Debolsillo
  • Edición: 8 de Junio de 2016
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Idioma: Español
  • Páginas: 544
  • ISBN: 9788483462805
  • Precio: 9,95€
Él era uno de los hombres más brillantes y seductores de la alta sociedad inglesa hasta que la tragedia le condenó a un mundo de silencio y locura; ella, un alma sencilla y generosa que creía en el poder de la redención. Y esta es una de las novelas de amor más hermosas y originales que se hayan escrito.
Desde que fue publicada en Estados Unidos, Flores en la tormenta se ha convertido en una de las historias románticas más elogiadas por crítica y público. Es uno de esos libros que, por la intensidad y la belleza con que logra transmitir los sentimientos, despierta la admiración de las mejores autoras del género. Pero, aún más importante, es una de esas novelas que las lectoras no se cansan de recomendar y que año tras año votan entre sus preferidas... porque para ellas Flores en la tormenta es, realmente, un título indispensable y una joya dentro del género.

«Laura Kinsale tiene el don de expresar fuertes emociones con una increíble sutileza. No se me ocurre otra escritora que posea su enorme talento. Es asombrosa.» Lisa Kleypas.

Cuando me estaba planteando leer o no este libro leí en algún sitio, no recuerdo dónde, que lo catalogaban como "un imperdible del género". A una amante de este tipo de libros como yo no le hacía falta nada más para decidirse. Ahora que lo he leído entiendo perfectamente ese epíteto y lo comparto. Después de haber leído tantísimos libros del género encontrarse con algo mínimamente diferente ya es un logro. Este va mucho más allá.

Sus personajes se salen por completo de la norma. Christian, duque de Jervaulx, un aficionado a las matemáticas que sufre una apoplejía perdiendo la capacidad de hablar y al que encierran tomándolo por loco y Maddy una cuáquera. ¿Puede haber algo más atípico? Además, están perfectamente construidos y se mantienen fieles a sí mismos. Ninguno empieza a cambiar de manera alarmante y sin motivo.

Pero si los personajes son únicos la historia también lo es. Para empezar una parte de ella se desarrolla en un psiquiátrico. Aunque la autora consigue ser suave a la hora de narrarnos los tratamientos de la época y cómo funcionaban no dejan de poner los pelos de punta. Encerrados, baños fríos, el trato de los que se supone que están para cuidarlos... En fin, nada agradable ser diagnosticado con alguna enfermedad mental en esa época.

Como podéis imaginar las que seáis asiduas a este género, el duque es el clásico liberto pero, por una vez, no nos endulzan sus errores como si fueran juergas divertidas y tampoco intentan excusarnos su comportamiento. Actúa mal, no le importan las consecuencias de sus actos y no le importan las demás personas y la autora no le da un halo divertido e indulgente. En realidad, es el comportamiento y manera de pensar que cabria esperar de un libertino como él en esa época. De hecho, también es bastante fiel a la hora de retratarnos cómo se comportaban los nobles de entonces en lo tocante a varios aspectos como sus finanzas.

La relación entre ellos se construye lentamente, marcada por la necesidad de ayuda de él y la bondad innata de ella que le impulsa a tenderle una mano al necesitado. Además, ella deberá luchar por mantener sus creencias mientras a la misma vez lo ayuda e intenta adaptarse a un mundo con unas reglas que no son las suyas y que tampoco termina de compartir. Christian conmueve el corazón del lector con su desesperación y su angustia casi palpables y Maddy con su resolución, su fuerza, su forma de atenerse a sus principios y su valentía.

En definitiva, un libro que los amantes de este tipo de libros deben leer. Supone un soplo de aire fresco en un género que peca de estar demasiado “trillado”. 

Valoración:

5/5

21 junio 2016

Latidos de una bala, Alexandra Roma

  • Título: Latidos de una bala
  • Título original: Latidos de una bala
  • Autora: Alexandra Roma
  • Editorial: Click Ediciones
  • Edición: 28 de abril de 2016
  • Encuadernación: Epub
  • Idioma: Español
  • Páginas: 300
  • ISBN: 9788408152804
  • Precio: 3,99 €
Berta viaja a Nápoles con sus dos mejores amigas para practicar italiano. Esa es la excusa. El verdadero motivo es pasear en esas calles llenas de adoquines hasta no sentir los pies, comer pizza hasta que le duela el estómago y bañarse en el Mediterráneo hasta que se le arruguen las yemas de los dedos.

Romeo Leone es un italiano de piel canela, ojos verdes amenazadores y mal carácter. Robar, extorsionar y traficar, todo parece correcto para alcanzar su meta de convertirse en el maldito rey de los suburbios.

Él es lo opuesto a lo que ella busca. Ella no es su tipo. Pero el destino o el azar hará que se crucen sus caminos y nada volverá a ser lo mismo.

Acción. Intriga. Camorra. Romance. Pasión. Prepara tu corazón para soportar los Latidos de una bala y atrévete a vivir la historia de Romeo y Berta.

Este es el mismo libro que la autora ya publicó bajo su verdadero nombre, Alexandra Manzanares Pérez, aunque con 50 páginas más, o eso dicen. No leí su primera versión así que no puedo asegurarlo.

Este libro nos cuenta la historia de Berta, una estudiante de periodismo que decide irse de vacaciones junto con sus mejores amigas, Pilar y Tamara, a Nápoles. Confieso que ahí tenía una sonrisa nostálgica recordando el verano pasado cuando, al igual que Berta, partía en pleno julio junto a mis dos mejores amigas rumbo a Amsterdam en los que fueron unos ocho días increíbles, aunque no conociera a ningún holandés que me quitara el sentido. Pero volviendo al libro, debo decir que me ha gustado mucho Berta, y no porque se parezca a mí y deje el hacer la maleta para el último momento sino porque me gusta su manera de pensar. A pesar de todas las locuras que le vemos cometer tiene los pies en la tierra, es decidida y toma sus propias decisiones.

Romeo... Bueno, Romeo es otra cosa. La verdad es que no he podido conectar con su personaje, aunque lamentara la situación que le ha tocado vivir. Romeo Leone es un muchacho jugando a ser un hombre. No es ningún capo sino más bien el chico de los recados. Se dedica a robar a incautos turistas y napolitanos, desvalijar casas, recolectar las cuotas de "protección" y dar alguna que otra paliza para dar miedo.

Lo cierto es que la historia tenía potencial. Además, reconozco que me encantan las historias de mafiosos, es una de mis muchas debilidades junto a los viajes en el tiempo y los highlanders. Sin embargo, la autora incurre en varias incongruencias que no me han permitido disfrutarla todo lo que me hubiera gustado.

Para empezar nos hace ver que la historia está contada por Berta así que está narrada en primera persona. El problema viene cuando también nos cuenta el punto de vista de Romeo, lo que no tiene ningún sentido ya que no hay forma de que si la narradora es Berta conociera esas cosas. Además, esas partes están narradas en tercera persona, supongo que en un mal intento de la autora en intentar paliar eso, pero lo que sucede es que te descoloca por completo cuando pasas de uno a otro. En mi humilde opinión la autora debería haberse dejado de hacernos ver que la historia nos la contaba Berta y simplemente narrar todo en primera persona, ya que se desenvuelve mucho mejor en primera que en tercera persona.

Además, ya he mencionado que Romeo está muy lejos de ser un peso pesado en la familia Salvatore. Sin embargo, en un punto, un punto clave debería decir, nos hacen ver todo lo contrario. Y sinceramente, ni siquiera el "secretillo" que nos desvela la autora justifica esa consideración. También he dicho antes que una cosa que me gustaba de Berta era su manera de pensar con los pies en la tierra. Pues bien, en un punto eso también se va al traste cuando decide meterse sola en la guarida de unos mafiosos y enfrentarse al jefazo ella solita. ¿Lo mejor de todo? No pasa absolutamente nada. Debe ser que en Nápoles es normal eso de decirle "cuatro cosas" a un jefe de la mafia y salir caminando del local como si nada...

No lo ba a decir, pero ya que estoy en plan crítica total, aunque realmente es que hay cosas que criticar, voy a decir otra cosa que me ha molestado. Es normal que a veces en los libros nos encontremos una justificación al título. De hecho, me encanta. Una vez está genial, dos está bien, tres es tolerable, más allá de eso es innecesario, molesto y dan ganas de poner los ojos en blanco y rechinar los dientes. En realidad, creo que lo he hecho. Lo de los ojos, lo de los dientes no que quiero conservarlos hasta que tenga por lo menos 80 años y tenga que comer con pajita.

En definitiva, es una historia que promete pero que tiene demasiadas cosas que entorpecen su lectura e impiden disfrutarla.

Valoración:

2,5/5

16 junio 2016

Un Vaquero Leal (Rancho Atkins, #1), Tess Curtis

  • Título: Un Vaquero Leal
  • Título original: Un Vaquero Leal
  • Serie: Rancho Atkins #1
  • Autora: Tess Curtis
  • Editorial: Chick Book
  • Edición: Enero 2016
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Idioma: Español
  • Páginas: 660
  • ISBN: 9781523319015
  • Precio: 16,79 €
Las apariencias engañan. Eso es lo que Angie descubre cuando conoce a Charlie Atkins, un exitoso locutor de radio en Texas. Con su atractivo debería tener un escuadrón de mujeres haciendo cola en su puerta, pero nada más lejos de la realidad. Charlie es un hombre solitario que huye de cualquier relación sentimental.
Nada de mujeres, Charlie lo tiene muy claro… Hasta que contrata a Angie Cooper como ayudante personal. Ella es una mujer especial, como pocas ha conocido, lo respeta y sabe guardar la distancia que él necesita para sentirse cómodo con la situación.
Un accidente familiar, les lleva a instalarse provisionalmente en el rancho Atkins, un lugar que Charlie no ha pisado desde que huyó a Texas, dejando atrás un pasado oculto y que desearía enterrar a toda costa. De nuevo en su ciudad natal tendrá que enfrentarse a los fantasmas de su pasado y para ello cuenta con el apoyo de Angie. Pero cuando cree que puede conseguirlo, un giro del destino le muestra que no es tan sencillo.

Esta reseña la tenía pendiente desde hace bastante tiempo. No puedo decir que sea la que más he disfrutado escribir porque, honestamente, disfruto todas y cada una de las que escribo aunque algunas veces tenga más cosas que decir que otras. Sin embargo, esta es una que me alegra poder escribir. ¿El motivo? La autora está dando sus primeros pasos así que me siento especialmente bien dando a conocer su obra. Tiene talento y estoy deseando leer otra de sus historias. Solo lamento llevar tan poco con el blog que prácticamente no vaya a leer esto nadie.

Lo primero que me conquistó fue su protagonista femenina. Adiós chicas increiblemente atractivas con una horda de seguidores. Adiós chicas con una confianza en sí mismas a prueba de bombas nucleares. Hola gente común y corriente. Hola resto de los mortales que no tenemos una 90-60-90 y que no la tendremos jamás, a menos que lo de la reencarnación sea una cosa segura y hagamos una gran cantidad de buenas obras.

Angie es trabajadora, es fuerte pero no invencible. Salió de una relación tóxica y desde entonces sus kilillos de más le pesan como una loza y han minado su confianza en sí misma hasta aniquilarla. Por otro lado, Charlie sí encarna el protagonista masculino omnipresente en el hecho de que es tan guapo como un adonis, toda una escultura griega... ¡Qué se ve pero no se toca! Sí, ese es el fin del parecido con el resto de héroes tradicionales. El pobre tiene un trauma con el que el bueno de Freud se frotaría las manos al ritmo de "este es un problema de faldas..." y acertaría. Nunca había leído sobre un protagonista que en lugar de saltar de cama en cama saltara pero de terror a que se le echen encima cual posesas desesperadas por pasar un buen rato. Desde luego, tal y como lo describe Tess Curtis no sería tan raro. Una apariencia increíble y una voz que derrite, que por algo será locutor. Es la primera vez que he visto un trauma como el suyo, y a diferencia del de Angie, me ha costado un poco más conectar con él. Supongo que en algo influirá que soy mujer y Angie me es mucho más cercana.

Otra cosa a destacar, no hay insta-love, ni siquiera atracción arrolladora de las de arrancarse la ropa a mordiscos. Su relación se construye poco a poco. Son compañeros, amigos y de ahí van avanzando a algo más. Tan normal como la vida misma y me encanta.

Por otro lado, hay cosillas que habría que mejorar como la longitud, las descripciones que en ocasiones no son necesarias y que extienden la lectura, y la insistencia repetitiva de los personajes por no nombrar a sus respectivos exs. Apesar de eso, para un primer trabajo está más que bien. Tengo grandes expectativas en esta autora y estaré esperando su próximo trabajo.

Se te gustan las historias "reales" y las protagonistas femeninas que podrían ser cualquier mujer que conozcas, incluída tú misma, dale una oportunidad y descubre la historia de Angie y Charlie.

Valoración:

4/5

12 junio 2016

No abras los ojos (Dave Gurney #2), John Verdon

  • Título: No abras los ojos
  • Título original: Shut Your Eyes Tight
  • Serie: Dave Gurney #2
  • Autor: John Verdon
  • Editorial: Roca
  • Edición: Junio 2012
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Idioma: Español
  • Páginas: 552
  • ISBN: 9788499182872
  • Precio: 9,45 €
Dave Gurney el protagonista de la primera novela de John Verdon, Sé lo que estás pensando, vuelve para enfrentarse al caso más difícil de su carrera, una batalla con un adversario implacable que no sólo es un inteligente y frío asesino, sino que no tiene reparos en atacar directamente al punto débil de Gurney: su esposa.

Ha pasado un año desde que el ex detective de la policía de Nueva York consiguió atrapar al asesino de los números y, aunque es su intención retirarse definitivamente junto a su esposa Madeleine, un nuevo caso se le presenta de forma imprevista. Una novia es asesinada de manera brutal durante el banquete de bodas, con cientos de invitados en el jardín y ese es un reto al que es imposible resistirse.

Todas las pistas apuntan a un misterioso y perturbado jardinero pero nada encaja: ni el móvil, ni la situación del arma homicida y sobre todo, el cruel modus operandi. Dejando de lado lo obvio, Gurney empieza a unir los puntos que le descubrirán una compleja red de negocios siniestros y tramas ocultas llevadas por un sádico... 

Nuevamente vengo con un lectura de uno de los miniclubs de un grupo de Goodreads que he compartido junto a las que ya se han convertido en compañeras de muchas de mis lecturas Monica y Sandra, quien sin duda tendrá algo que decir al respecto en breve en su blog.

Entrando en materia, podemos decir que "No abras los ojos" es una novela policíaca de suspense pero eso sería quedarse corto.

Si hay algo que me gusta de los libros de John Verdon y de su detective Dave Gurney es que sus casos son mucho más que simples casos. Sus incongruencias, los retos mentales que suponen para que algo aparentamente carente de lógica alguna sea perfectamente lógico me encanta. Ya de pequeña me encantaban esos retos mentales así que, ¿una novela con ellos? ¡Eso es lo mío! Me descubro a mí misma meditando, montando teorías que luego el autor me acaba desmontando muchas veces, aunque las pocas veces que acierto me siento un poco como Sherlock Holmes.

Pero no son sólo los retos mentales que suponen sus historias lo que me gusta. También me encanta el personaje de Dave Gurney o mejor debería decir que me encanta como funciona su cerebro, su manera de ser tan increíblemnete racional. Supongo que la fascinación que me produce se debe en parte porque se parece un poco a mi forma de ser. Tan increíblemente racional que asusta, a mí me gustaría serlo menos, endurece a las personas y las vuelve un tanto distantes, como le pasa a él.

Volviendo al libro, este trata del segundo caso del detective Dave Gurney. Muchos de los personajes que conocimos en el primero vuelven a aparecer, prácticamente no hay personajes nuevos que no sean los propios del nuevo caso. De hecho, también se menciona en varias ocasiones el caso anterior, pero en realidad puede leerse como un libro independiente sin mayor problema porque no pasan de meras menciones y conocer o no a los personajes de antes tampoco influye. En realidad, si tengo que escoger entre ambos libros me quedo con este sin dudar, me ha gustado más que el anterior.

A través de esta historia John Verdon también aprovecha para enseñarnos cosas como la falacia del eureka, teoría que no conocía:
La falacia del eureka, la tendencia de la gente a confíar más en cosas que han descubierto que en cosas que le cuenta otra persona. Tendemos a creer que la verdad oculta es la verdad real.
O esta teoría del sociópata que realmente me encantó cuando la leí:
El límite del ser humano normal es imperfecto de la misma manera que el del sociópata es perfecto. El sociópata nunca se confunde a sí mismo y sus necesidades con las de otra persona y, por consiguiente, no tiene sentimientos relacionados con el bienestar de los demás.
Sin embargo, si tengo que ponerle algún defecto sería que en ocasiones se me hacía parecido al anterior. No solo en un detalle que los mismos personajes mencionan, que no fastidia para nada la lectura del primer libro en caso de que quieras alterar el orden, sino en la forma. Por supuesto, el contenido es diferente, ambos casos lo son, pero la forma, el hilo argumental, me resultan parecidos. Para dar un ejemplo de lo que quiero decir, es como cuando en clase nos decían eso de "introducción, desarrollo y conclusión". En ambos libros puede encontrarse una estructura, por supuesto más compleja que el ejemplo que he dado, aunque no puedo decir más para no fastidiar a nadie una historia que es digna de ser leída.

En definitiva, un libro que he disfrutado mucho y que sin duda gustará a los amantes del género y a los no tan amantes.

Valoración:

4,5/5

05 junio 2016

Cometas en el cielo, Khaled Hosseini

  • Título: Cometas en el cielo
  • Título original: The Kite Runner
  • Autor: Khaled Hosseini
  • Editorial: Salamandra
  • Edición: Noviembre de 2006
  • Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
  • Idioma: Español
  • Páginas: 384
  • ISBN: 9788498380729
  • Precio: 21,50

Sin duda uno de los éxitos más espectaculares de los últimos años, con 6 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, esta novela relata la conmovedora historia de dos padres y dos hijos, de su amistad y de cómo la casualidad puede convertirse en hito inesperado de nuestro destino.

Sobre el telón de fondo de un Afganistán respetuoso de sus ricas tradiciones ancestrales, la vida en Kabul durante el invierno de 1975 se desarrolla con toda la intensidad, la pujanza y el colorido de una ciudad confiada en su futuro e ignorante de que se avecina uno de los periodos más cruentos que han padecido los milenarios pueblos que la habitan.

Con apenas doce años, Amir se propone ganar la competición anual de cometas de la forma que sea, incluso a costa de su inseparable Hassan, un hazara de clase inferior que ha sido su sirviente y compañero de juegos desde la más tierna infancia. Así, obsesionado por demostrarle a su padre que ya es todo un hombre, Amir pondrá en peligro una amistad fraguada a lo largo de años de enfrentarse a todos los peligros imaginables, y aprenderá una verdad que le acompañará el resto de su vida.


Una historia maravillosa y conmovedora.

No es la clase de libro que suelo leer. Normalmente huyo de los dramas pero me habían hablado tan bien de él que tenía que leerlo y no me arrepiento de ello. Aunque reconozco que si no fuera porque tanto Mónica como Sandra me acompañeron a través de un miniclub en Goodreads lo habría ido postergando. Y sí, es una historia dramática pero hermosa. Tan hermosa que fue un rotundo éxito y fue llevada a la gran pantalla en al año 2007.

Comencé a adorar esta historia gracias a Hassan. Es un personaje que te roba un trocito de tu corazón, tenía ese impulso irrefrenable de protegerlo para que no le pasara nada malo. Es perfecto. Dulce, leal, valiente, desinteresado, con el corazón tan grande que no le cabe en el pecho. Un personaje maravilloso, pero que no es el protagonista. El protagonista y narrador de la historia es Amir, quien es todo lo contrario a Hassan. Es un personaje cargado de debilidades. Sin embargo, a pesar de todas las debilidades de este no pude odiarlo. Quise odiarlo, detestarlo, pero no pude. Esto para mí es algo nuevo a pesar de lo mucho que he leído. Normalmente los personajes me caen bien, mal o simplemente no me provocan ningún sentimiento remarcable. Esto no me sucedidió con Amir. El motivo es que él es el narrador de la historia y de esta forma podemos apreciar que sabe en qué se equivocó, qué hizo mal y se le nota arrepentido de haber actuado como lo hizo. Siempre se estuvo autocastigando y cuando tuvo la oportunidad buscó su propia redención. Porque como bien dice Rahim Khan:
El hombre sin conciencia, sin bondad, no sufre.
¿Cuántas personas hay que comenten errores, esconden la cabeza y fingen no darse cuenta? ¿Cuántas hay que los comenten y se pasan el resto de su vida mintiéndose a sí mismos fingiendo que nunca pasó? ¿Cuántas los comenten una y otra vez? ¿Cuántas ni siquiera se arrepienten o tienen remordimientos? Amir fue diferente. Él los cometió pero lo reconoció, él se culpó, se castigó. Vivió toda su vda con el "y si..." de lo que podría haber sido y no fue. Pasó gran parte de su vida huyendo y reconociendo que lo estaba haciendo.

Situada en una zona de guerra y conflictos como es Afganistán, gran ignorada por muchos de los países europeos, y el resto de países, que sólo nos volvemos a mirar en su dirección cuando de alguna manera se pone en peligro nuestra forma de vida, y siempre de manera muy efímera. Con esta historia no solo nos acercamos a la realidad de ese país, apreciamos la importancia de la historia, de la religión, las diferencias de las diferentes etnias. Apreciamos como a veces cosas sin importancia se convierten en abismos insalvables que separan a unos hombres de otros como si fueran especies distintas. Algo que no sólo sucede en esos países aunque ahora nos toque hablar de ellos.
Porque la historia no es fácil de superar. Ni la religión. De hecho, yo era un pastún y el un hazara, yo era sunnita y él chiita, y eso nada podría cambiarlo nunca. Nunca.
A través de esta historia también vemos como los que más sufren siempre en este tipo de situaciones son los niños, los indefensos. Los niños que encarnan el futuro, la esperanza, son aplastados. Su forma de vida destruída, su seguridad, sus sueños, su futuro... Eso es lo que pasa en las guerras, los hombres se pelean, se destruyen, destruyen lo que les rodea y dejan a su paso tanta estela de terror y destrucción que incluso el futuro que encarnan esos niños está ya marchito.
En Afganistán hay muchos niños, pero poca infancia.
En cierto momento se hace uso del honor para justificar ciertas acciones que no mencionaré para no arruinarle a nadie la lectura. Lo que yo nunca entenderé es cómo puede haber honor haciendo algo incorrecto y que atente contra tu propia conciencia. ¿Es que el honor sólo existe de cara  a los demás? ¿Sólo son honorables los actos que los demás alaban y no los que se hacen por ser correctos, sin buscar alabanza? ¿No es más honorable reconocer nuestros errores aunque sepamos que el resto del mundo nos los echará en cara? Curioso concepto de un honor que solo existe como tal si los demás te aplauden. No importa si haces bien o mal mientras los demás te admiren porque entonces eres "honorable".

Además de esa, que es un poco de mi cosecha ante ciertos sucesos, también es una historia que nos aporta reflexiones como esta de manos de Baba:
Cuando matas a un hombre, le robas la vida. Le robas el marido a una esposa y el padre a unos hijos. Cuando mientes, robas al otro el derecho a la verdad. Cuando engañas, robas el derecho a la equidad. No existe acto más miserable que el robo.
Definitivamente es una lectura que recomiendo. Es una historia que encoge el corazón pero es una historia hermosa por lo que cuenta, por lo que enseña. Porque ser cobarde tiene repercusiones, porque los secretos a veces pueden provocar desgracias, porque no se puede juzgar a los demás cuando cargas con tus propios errores o incluso sin cargarlos. Porque, en definitiva, todos cometemos errores pero lo importante es que sepamos que los cometemos, que intentemos remediarlo y corregirnos, porque a veces un error cambia destinos. Incluído el nuestro.

Valoración:

5/5