05 junio 2016

Cometas en el cielo, Khaled Hosseini

  • Título: Cometas en el cielo
  • Título original: The Kite Runner
  • Autor: Khaled Hosseini
  • Editorial: Salamandra
  • Edición: Noviembre de 2006
  • Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
  • Idioma: Español
  • Páginas: 384
  • ISBN: 9788498380729
  • Precio: 21,50

Sin duda uno de los éxitos más espectaculares de los últimos años, con 6 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, esta novela relata la conmovedora historia de dos padres y dos hijos, de su amistad y de cómo la casualidad puede convertirse en hito inesperado de nuestro destino.

Sobre el telón de fondo de un Afganistán respetuoso de sus ricas tradiciones ancestrales, la vida en Kabul durante el invierno de 1975 se desarrolla con toda la intensidad, la pujanza y el colorido de una ciudad confiada en su futuro e ignorante de que se avecina uno de los periodos más cruentos que han padecido los milenarios pueblos que la habitan.

Con apenas doce años, Amir se propone ganar la competición anual de cometas de la forma que sea, incluso a costa de su inseparable Hassan, un hazara de clase inferior que ha sido su sirviente y compañero de juegos desde la más tierna infancia. Así, obsesionado por demostrarle a su padre que ya es todo un hombre, Amir pondrá en peligro una amistad fraguada a lo largo de años de enfrentarse a todos los peligros imaginables, y aprenderá una verdad que le acompañará el resto de su vida.


Una historia maravillosa y conmovedora.

No es la clase de libro que suelo leer. Normalmente huyo de los dramas pero me habían hablado tan bien de él que tenía que leerlo y no me arrepiento de ello. Aunque reconozco que si no fuera porque tanto Mónica como Sandra me acompañeron a través de un miniclub en Goodreads lo habría ido postergando. Y sí, es una historia dramática pero hermosa. Tan hermosa que fue un rotundo éxito y fue llevada a la gran pantalla en al año 2007.

Comencé a adorar esta historia gracias a Hassan. Es un personaje que te roba un trocito de tu corazón, tenía ese impulso irrefrenable de protegerlo para que no le pasara nada malo. Es perfecto. Dulce, leal, valiente, desinteresado, con el corazón tan grande que no le cabe en el pecho. Un personaje maravilloso, pero que no es el protagonista. El protagonista y narrador de la historia es Amir, quien es todo lo contrario a Hassan. Es un personaje cargado de debilidades. Sin embargo, a pesar de todas las debilidades de este no pude odiarlo. Quise odiarlo, detestarlo, pero no pude. Esto para mí es algo nuevo a pesar de lo mucho que he leído. Normalmente los personajes me caen bien, mal o simplemente no me provocan ningún sentimiento remarcable. Esto no me sucedidió con Amir. El motivo es que él es el narrador de la historia y de esta forma podemos apreciar que sabe en qué se equivocó, qué hizo mal y se le nota arrepentido de haber actuado como lo hizo. Siempre se estuvo autocastigando y cuando tuvo la oportunidad buscó su propia redención. Porque como bien dice Rahim Khan:
El hombre sin conciencia, sin bondad, no sufre.
¿Cuántas personas hay que comenten errores, esconden la cabeza y fingen no darse cuenta? ¿Cuántas hay que los comenten y se pasan el resto de su vida mintiéndose a sí mismos fingiendo que nunca pasó? ¿Cuántas los comenten una y otra vez? ¿Cuántas ni siquiera se arrepienten o tienen remordimientos? Amir fue diferente. Él los cometió pero lo reconoció, él se culpó, se castigó. Vivió toda su vda con el "y si..." de lo que podría haber sido y no fue. Pasó gran parte de su vida huyendo y reconociendo que lo estaba haciendo.

Situada en una zona de guerra y conflictos como es Afganistán, gran ignorada por muchos de los países europeos, y el resto de países, que sólo nos volvemos a mirar en su dirección cuando de alguna manera se pone en peligro nuestra forma de vida, y siempre de manera muy efímera. Con esta historia no solo nos acercamos a la realidad de ese país, apreciamos la importancia de la historia, de la religión, las diferencias de las diferentes etnias. Apreciamos como a veces cosas sin importancia se convierten en abismos insalvables que separan a unos hombres de otros como si fueran especies distintas. Algo que no sólo sucede en esos países aunque ahora nos toque hablar de ellos.
Porque la historia no es fácil de superar. Ni la religión. De hecho, yo era un pastún y el un hazara, yo era sunnita y él chiita, y eso nada podría cambiarlo nunca. Nunca.
A través de esta historia también vemos como los que más sufren siempre en este tipo de situaciones son los niños, los indefensos. Los niños que encarnan el futuro, la esperanza, son aplastados. Su forma de vida destruída, su seguridad, sus sueños, su futuro... Eso es lo que pasa en las guerras, los hombres se pelean, se destruyen, destruyen lo que les rodea y dejan a su paso tanta estela de terror y destrucción que incluso el futuro que encarnan esos niños está ya marchito.
En Afganistán hay muchos niños, pero poca infancia.
En cierto momento se hace uso del honor para justificar ciertas acciones que no mencionaré para no arruinarle a nadie la lectura. Lo que yo nunca entenderé es cómo puede haber honor haciendo algo incorrecto y que atente contra tu propia conciencia. ¿Es que el honor sólo existe de cara  a los demás? ¿Sólo son honorables los actos que los demás alaban y no los que se hacen por ser correctos, sin buscar alabanza? ¿No es más honorable reconocer nuestros errores aunque sepamos que el resto del mundo nos los echará en cara? Curioso concepto de un honor que solo existe como tal si los demás te aplauden. No importa si haces bien o mal mientras los demás te admiren porque entonces eres "honorable".

Además de esa, que es un poco de mi cosecha ante ciertos sucesos, también es una historia que nos aporta reflexiones como esta de manos de Baba:
Cuando matas a un hombre, le robas la vida. Le robas el marido a una esposa y el padre a unos hijos. Cuando mientes, robas al otro el derecho a la verdad. Cuando engañas, robas el derecho a la equidad. No existe acto más miserable que el robo.
Definitivamente es una lectura que recomiendo. Es una historia que encoge el corazón pero es una historia hermosa por lo que cuenta, por lo que enseña. Porque ser cobarde tiene repercusiones, porque los secretos a veces pueden provocar desgracias, porque no se puede juzgar a los demás cuando cargas con tus propios errores o incluso sin cargarlos. Porque, en definitiva, todos cometemos errores pero lo importante es que sepamos que los cometemos, que intentemos remediarlo y corregirnos, porque a veces un error cambia destinos. Incluído el nuestro.

Valoración:

5/5

2 comentarios:

  1. Holaaa Ana María! Estaba segura de que está reseña iba a salir hoy (yo por primera vez no la público medio mes después jajaja)
    Al igual que con el otro libro poco puedo añadir a tu reseña porque me parece fantástica y si, es un libro duro, porque pasan cosas muy duras pero sobre todo porque a las personas a las que les pasan esas cosas son niños y es aún peor ... A mi hubo alguna que otra escena que me costó horrores leerla porque uff ... Es fuerte! Aunque tengo que reconocer que el autor lo hace de forma sutil y elegante sin entrar en detalles macabros y evitando buscar el morbo y eso me gustó. Es muy buen libro por como está narrado, por la historia y porque nos traslada a Afganistan que es ese gran desconocido al que sólo le prestamos atención como tú dices cuando vemos amenazada nuestra vida. Y es un libro que tiene grandes frases como las que has puesto que reflejan muy bien el racismo sin sentido, o la frase de baba, que fue una de las que más me gustó del libro.
    Con Amir me pasó lo mismo que contigo, queria odiarlo porque además se lo merecía pero nunca pude y al final creo que se ganó nuestro corazoncito.
    A ver cómo está el próximo libro!!
    Genial reseña otra vez.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que como dices la forma de narrar del autor es uno de sus puntos fuertes. Hay que ser muy bueno para narrar escenas tan duras de forma tan elegante.
      DEsde luego si el próximo libro es tan bueno como estos dos últimos no vamos a podernos quejar de nuestra racha jajaja
      Un besito, nos seguimos leyendo!^^

      Eliminar